Nuestra parte de gozo – Anunciación del Señor en Tenerife


Querida familia religiosa:

Aunque ya haya pasado, vale la pena siempre volver a saludar por un nuevo aniversario de la fundación del querido Instituto, felicitar a todos y elevar juntos una acción de gracias a Dios y a Nuestra Madre por tanto bienes recibidos.

Seguramente que en todas partes se han hecho los pertinentes festejos y habrán mil cosas que contar. Desde Tenerife queremos brevemente aportar lo que fue nuestra parte en el gozo de esta fiesta de la Anunciación del Señor.

Festejos con la familia religiosa

Los festejos empezaron tempranamente, pues por condicionantes pastorales tuvimos que adelantar la celebración al viernes 24. Como solemos hacer, en nuestro monasterio, nos juntamos a almorzar toda nuestra familia religiosa presente en Tenerife, los padres de Arico, las tres comunidades de Servidoras, los miembros de la Tercera Orden y los monjes, incluyendo dos postulantes al noviciado monástico. También hay que destacar la presencia de la mamá del P. Calandra, que nos está visitando.

Luego de la comida y del correspondiente descanso, comenzamos con las celebraciones litúrgicas. Rezamos juntos las 1ª Vísperas de la Solemnidad de la Anunciación, el Rosario y después tuvimos la Santa Misa, con la asistencia de amigos, benefactores y fieles allegados a nuestras parroquias, hogares y monasterio, y con la participación destacada de una Coral Polifónica, Gaudium Cordis, que solemnizó la celebración. La liturgia fue espléndida y la gente estaba muy agradecida, pues no acostumbran ver Misas tan solemnes y sencillas a la vez. Además, aprovechando la solemnidad de la ocasión, todos los religiosos presentes, tanto padres como servidoras, hicimos nuestra renovación pública de votos, manifestando una vez más la voluntad de sacrificarnos junto a Cristo por la gloria de Dios y la salvación de las almas.

Al terminar la Misa, pasamos al salón del monasterio para compartir un ágape, que se convirtió casi en una cena, animada con fogón. Todos manifestaban una gran alegría de poder festejar en este espíritu de familia, que siempre buscamos trasmitir.

Oficialización de Tercera Orden

Ya situados en la madrugada del 25, día propio de la solemnidad de la Anunciación del Señor, en el monasterio, luego del canto de oficio y laudes, tuvimos la Santa Misa en la que hizo su ingreso oficial a la Tercera Orden Seglar la mamá del P. Calandra, doña María Mercedes. Esta celebración fue más íntima, pero cargada de emoción, ya que se cumplía el primer aniversario de la muerte de su marido, José Calandra. Además, ese día era el cumpleaños de una señora de la Tercera Orden, que estaba presente junto con su esposo, y vinieron algunas Servidoras, por lo que nuevamente hubo festejos en familia, que se prolongaron hasta el almuerzo.

En estas sencillas líneas queríamos contarles lo que fue nuestra parte en los festejos e invitarlos a dar gracias a Dios por estos beneficios. Una vez más Dios se manifestó generoso en gracia y María Santísima hizo sentir su compañía maternal. Esperamos que el riego de nuestras oraciones y sacrificios ayude a dar frutos que duren hasta la vida eterna.

Unidos en oraciones

En Cristo y María

Monasterio de Nuestra Señora del Socorro, Tenerife

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *